Chorizo calabizo receta

Recetas con calabaza y chorizo

El otoño nos trae los maravillosos sabores dulces y a frutos secos de la calabaza. Esta verdura reconfortante es un ingrediente básico en muchos platos calientes, pero también es un gran complemento para esta ensalada colorida y picante con mozzarella cremosa, cebollas rojas dulces y chorizo ahumado. Para una cena realmente destacada que además no contenga gluten, adereza con harrissa picante y menta refrescante. Ver método

Consejo: Para preparar la calabaza, córtala por la mitad a lo ancho, justo por encima del bulbo, con un cuchillo afilado. Córtala por la mitad a lo largo y quítales las pepitas con una cuchara. No es necesario pelar la calabaza si se va a asar hasta que esté blanda.Ver más Recetas sin gluten

Recetas con calabaza

Esta deliciosa y cremosa sopa de calabaza recibe un gran golpe de sabor de los ingredientes mexicanos picantes y ahumados. Los pimientos chipotles en adobo enlatados y los trocitos de chorizo mexicano equilibran el dulzor natural de la calabaza, mientras que un chorrito de crema agria con lima ayuda a domar el picante.

Para las personas que no son muy calabaceras (se oye de fondo a James diciendo: “¡Claro que no eres muy calabacera! No eres lo suficientemente naranja!”), seguro que he comido MUCHA sopa de calabaza esta semana. Ha sido el almuerzo y la cena durante varios días seguidos.

  Chorizo criollo casero receta

Pero hay algo tan reconfortante en un gran tazón de sopa cremosa y suave como el terciopelo en un día frío de otoño que te hace tirar todas las dudas y aprensiones sobre la calabaza al viento, ¿sabes? Te lo digo, esta sopa es como un abrazo en un tazón. En realidad, yo diría que es más como un abrazo deliciosamente picante. Puedes interpretarlo como quieras.

Como he dicho, no me gusta mucho la calabaza, pero me encanta cuando se combina con ingredientes interesantes (y especialmente picantes), ¡como recordarás de mi sopa de calabaza tailandesa al curry de coco!

Risotto de calabaza y chorizo

Nick Kindelsperger es crítico gastronómico del Chicago Tribune. Sus artículos gastronómicos aparecen en The Washington Post, Newsweek, Epicurious, Baltimore Sun, Serious Eats, Grub Street, New York Magazine y Tasting Table, entre otros.

Cuando pienso en cuscús, me imagino inmediatamente una tarde soleada cerca del Mediterráneo. ¿Sabe en qué no pienso? En un día invernal de enero en Chicago, sobre todo si hay medio metro de nieve en el suelo y tengo que palear la acera. Pero quizás mi extraña asociación con el tiempo tenga más que ver con los ingredientes que acompañan al cuscús que con las diminutas esferas de sémola. Si es así, ¿por qué no adaptarlo a mis necesidades?

  Receta chorizo casero de león

Eso explica lo que hacen aquí la calabaza asada y las manzanas, y ambos hacen un gran trabajo haciendo que este plato sea más cálido y reconfortante. Los trozos de calabaza son dulces y cremosos, mientras que las manzanas son ácidas. Para no cortar del todo los lazos con el Mediterráneo, hice una parada en España y añadí chorizo y pimentón ahumado. Pero esos añadidos le dan peso y profundidad, lo que en cierto modo concuerda con mi interpretación.

Sopa de chorizo y calabaza

Precalentar el horno a 350 grados F. Calentar el aceite de oliva en una cacerola mediana a fuego medio. Cuando esté caliente, añadir la chalota y cocinar hasta que se ablande ligeramente, unos 3 minutos. Añada el ajo picado y cocine durante un minuto más, hasta que esté fragante. Añada la calabaza y el agua. Tapar la cacerola y dejar cocer de 15 a 20 minutos hasta que la calabaza se ablande. Reservar.

Derretir la mantequilla en una cacerola grande a fuego medio. Añadir la harina y remover, cocinando la harina durante aproximadamente 1 minuto. En un chorro constante, verter la leche y batir enérgicamente hasta que la salsa se haya espesado y esté muy suave, entre 5 y 7 minutos.

Vierta aproximadamente 1 taza de la salsa bechamel en una batidora. Añadir la calabaza por tandas y batir hasta que quede muy suave, añadiendo más bechamel si se necesita más líquido. Asegúrese de dejar salir el vapor durante el proceso. Esto también se puede hacer con una batidora de inmersión.

  Chorizos argentinos receta

Vierta la mezcla de bechamel de calabaza en la olla que contiene la bechamel restante y remueva hasta que se mezclen. En una sartén pequeña, cocine el chorizo a fuego medio, desmenuzándolo a medida que se cocina. Reservar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad