Patatas a la riojana con chorizo

Patatas a la Riojana

El plato estrella de la cocina riojana, capaz de emocionar a los mejores chefs del mundo, tiene su origen en la atrevida idea del primer europeo que quiso popularizar el consumo de tubérculos en el viejo continente.

“Pero si tienes esto, ¿para qué lo necesitas?”. Paul Bocuse no entendía nada. Había viajado cientos de kilómetros para ofrecer un menú de alta cocina y acababa de darse cuenta de que ni el más elaborado de sus platos sería capaz de superar el sabor de las humildes patatas con chorizo que tenía delante.

Las patatas a la riojana, ese sencillo manjar del que Bocuse se enamoró, son un buen ejemplo para entender las líneas básicas que siguen la mayoría de las recetas riojanas, caracterizadas por su compromiso con la tradición, un aliado infalible cuando se quiere estar seguro de que se va a comer bien.

Es el caso del bacalao a la riojana, la fritada y los caparrones coloraos. Las tradiciones, sin embargo, no existen desde la noche de los tiempos. Todas tienen un origen, un punto de partida, una historia y hoy queremos contarte la de este plato.

Salsa Riojana

Las Patatas a la Riojana son un plato de la cocina española, popular en las comarcas de La Rioja y Álava, en la región vasca de España. Se prepara con pimientos, chorizo y patatas. La salsa es sencilla y se espesa con fécula de patata. Se le pueden añadir otros ingredientes como laurel, pimentón y setas[1]. Los vinos tintos complementan este plato[2].

  Patatas a lo pobre con chorizo

Esta sección necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuentes puede ser cuestionado y eliminado. (Agosto 2020) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de plantilla)

No se sabe cuándo se elaboró por primera vez. Sin embargo, las patatas no se utilizaron en sopas en España hasta la invasión de Napoleón, por lo que no fue hasta al menos el siglo XIX cuando se comió este plato allí. También se dice que el chef Paul Bocuse probó este guiso en una famosa bodega y, después de tres raciones, dijo a todo el mundo que las patatas a la riojana eran la mejor comida que había comido nunca. El chef también recomendó este plato para que fuera el plato nacional de España. Las patatas a la riojana suelen servirse en las zonas de Álava y La Rioja.

Patatas a la riojana ingredientes

La Rioja es una gran región vinícola de España y alberga una de mis variedades de uva tinta favoritas: Tempranillo. Cuando me regalaron por Navidad un libro de cocina española de José Andrés (mi cocinero español favorito), me senté a leerlo de cabo a rabo. (Sí, lo hago de verdad.) Después de leer la descripción que hace José de este plato, y sabiendo lo mucho que me gustan los vinos de esta región, supe que tenía que probar esta receta de Rioja.

Calentar el aceite de oliva a fuego lento en una sartén grande y poco profunda. Añadir el ajo y cocinar hasta que esté ligeramente dorado, aproximadamente un minuto. Añadir las cebollas y cocerlas, chisporroteando, removiendo de vez en cuando, hasta que estén blandas y tiernas y hayan adquirido un color marrón claro, al menos 20 minutos. Asegúrese de que las cebollas se caramelizan pero no se queman. Si empiezan a oscurecerse demasiado, añada una cucharadita más o menos de agua para evitar que se quemen.

  Bolas de patata y chorizo

Añada el pimentón y la sal, y vierta agua suficiente para cubrir casi toda la mezcla. Llevar a ebullición, bajar el fuego y cocer a fuego lento hasta que las patatas estén cocidas y el agua se haya reducido a la mitad y espesado, unos 20 minutos.

Macarrones a la riojana

“Se trata de un famoso plato campesino que puede tomarse como aperitivo”, explica Teresa Barrenechea, de Marichu. “Es típico de la región riojana de España, así como de la provincia vasca de Álava. Acompañado de una copa de Rioja suave, es un plato perfecto para el invierno”.

Pelar y picar finamente la cebolla. Calentar una olla de 2 ó 3 cuartos a fuego medio y añadir el aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente, añada las cebollas y cocínelas a fuego medio durante 5 minutos. Mientras tanto, corte los chorizos en dados pequeños (1/4 de pulgada) y añádalos a las cebollas. Remover durante 1 minuto más.

Hay un viejo truco campesino a tener en cuenta a la hora de preparar las patatas. Córtelas de modo que tengan el tamaño de castañas. Al cortar la patata, introduzca el cuchillo sólo hasta la mitad, para que la patata no se corte hasta el fondo. Para completar el corte, rompa el trozo. El borde roto de la patata permite que su almidón se libere con mayor eficacia. Añadirlas al guiso.

  Huevos fritos con chorizo y patatas

Añadir el pimentón en polvo y la sal. Remover bien el guiso. Subir el fuego y añadir agua hasta cubrir los ingredientes. Llevar el guiso a ebullición rápida. Cuando llegue a ebullición, bajar el fuego a medio-bajo y dejar que el guiso cueza a fuego lento, tapado, durante 30 minutos. Si se desea más espesor, aplastar algunas de las patatas contra la pared de la olla y mezclarlas antes de servir. Servir el guiso en platos hondos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad