Como hacer estofado de chorizo

Sopa de garbanzos y chorizo

En casa somos muy fans del chorizo. Es un ingrediente muy versátil que, al reducirse durante la cocción, libera sabores picantes que realmente pueden acentuar un plato. Este guiso de chorizo natural sin gluten forma parte de nuestro menú habitual y siempre es un éxito.

El chorizo se cocina con alubias, tomates en conserva, especias y condimentos, y es uno de los guisos más rápidos que se pueden preparar. Se tarda unos 30 minutos, pero los sabores siguen siendo intensos y redondos.

Yo suelo servir este guiso de chorizo con arroz, aguacate en rodajas y tortilla chips, o con una simple pizca de queso, o con pan plano. En días especialmente fríos, también lo tomamos sobre patatas asadas :). Todo ello resulta en cenas deliciosas.

Este estofado también se congela bien, por lo que a menudo lo cocino en lotes y lo descongelo cuando queremos tener una buena comida sin esfuerzo. A mi hija pequeña le encanta este guiso tanto como a los adultos, así que es muy práctico tenerlo guardado en el congelador para cenas familiares de última hora.

Guiso de chorizo y patatas nigella

Esta sencilla receta de estofado de pollo está inspirada en los soleados sabores de España, con chorizo picante, pimentón ahumado y pimientos dulces. Perfecto para entrar en calor en una tarde fría, este sustancioso plato satisfará a toda la familia. Ver método

Este guiso se puede hacer con un día de antelación – sabrá aún mejor a medida que se desarrollen los sabores. Deje que el guiso se enfríe completamente y póngalo a enfriar en la nevera hasta que lo necesite. Para recalentarlo y servirlo, ponerlo en una cacerola a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que esté bien caliente.

  Como hacer chorizo al vino

Cocer según las instrucciones y dejar enfriar completamente. Páselo a un recipiente hermético apto para el congelador, ciérrelo y congélelo de 1 a 3 meses. Para servirlo, descongélelo bien en el frigorífico durante toda la noche y, a continuación, póngalo en una cacerola a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que esté bien caliente.

Guiso tradicional de chorizo

Este guiso español de alubias blancas con chorizo está tan bueno que todos creerán que has pasado horas en la cocina. El chorizo le da un sabor tan bueno a las alubias que incluso a los que no les gustan probarán una cucharada o dos. Y quién sabe, ¡puede que los conviertas en amantes de las alubias!

La combinación de alubias y carne es muy común en la cocina mediterránea y se puede encontrar en muchos países de todo el mundo. Últimamente, la he utilizado en mi receta de pitacos greco-mexicanos (¡estoy hablando de unos deliciosos tacos de carne picada y alubias hechos con pan de pita!)

Ten en cuenta que si utilizas el chorizo con moderación podrás incluir este plato en tu plan de Dieta Mediterránea. El chorizo aromatiza perfectamente las alubias terrosas y en combinación con la salsa de tomate nos da un plato único. Puedes utilizar un chorizo picante o dulce, según tus gustos.

  El chorizo le hace daño a los perros

Personalmente, soy un amante de las alubias. ¿Por qué? Porque incluso cuando se hacen con los ingredientes más sencillos (como estas alubias blancas al estilo toscano), las alubias tienen algo extra reconfortante, algo que aporta calidez a mi corazón. O quizá sea porque se consideran el alimento nacional de Grecia.

Guiso de chorizo y garbanzos nigel slater

Para saborear el sabor de España, ¡va a querer preparar este estofado de chorizo! Con alubias, pimiento rojo, tomates, vino tinto y, por supuesto, chorizo, esta receta de estofado es rica y reconfortante. Puede estar listo en menos de una hora o en la olla de cocción lenta para que esté listo tan pronto como llegue a casa del trabajo, por lo que es una receta fácil para una cena entre semana. Para acompañar este guiso de chorizo y alubias, lo único que necesitas es un poco de pan crujiente para absorber los jugos, y tal vez una ensalada verde si te sientes bien.

Esta receta de estofado de chorizo y alubias con mantequilla fue creada mientras estaba de vacaciones en el norte de España en 2017. Quería hacer algo que utilizara algunos de los increíbles ingredientes que teníamos a nuestra disposición, y por suerte para mí el chorizo y el vino tinto son abundantes allí (puedes ver por qué me gusta tanto España, ¿verdad?). Y así nació este guiso.

  Cómo se hacen los chorizos a la pomarola

El chorizo se fríe en la sartén hasta que suelta sus aceites de ajo y pimentón en la sartén. A continuación, cocinamos la cebolla, el pimiento y el ajo en esos sabrosos aceites, antes de verter un buen chorro de vino tinto español. El resto de la salsa se compone de tomates en conserva y caldo, además de unas hojas de laurel para darle más sabor. El resultado es un guiso deliciosamente rico y salseado del que sin duda querrá repetir.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad