Chorizos caseros sin tripa

Gourmet atrevido

Es un embutido crudo secado al aire y se prepara con carne de cerdo, pimentón y ajo. Suele tener una consistencia gruesa. Si quieres utilizar el chorizo como salchicha cruda (Bratwurst) sin el proceso de secado, también te servirá.

2. Picar el ajo en trozos pequeños y procesarlo hasta convertirlo en una pasta Añadir un poco de sal y presionar el ajo firmemente sobre la tabla con un cuchillo. A continuación, volver a cortar y presionar de nuevo. De esta manera el ajo se convierte en una pasta fina.

7. Mezclar la masa de carne durante 2-3 minutos. Puede amasar la carne con un procesador de alimentos con un accesorio para amasar o mezclarla enérgicamente a mano. De esta forma se consigue que la carne de la salchicha se ligue bien y la salchicha no se desmenuce después.

9. Ahora es el momento de unir las salchichas. Tú mismo puedes decidir el tamaño que debe tener tu chorizo. Coloca el chorizo entre el pulgar y el índice. Gira el chorizo en dirección contraria a ti y luego pasa al siguiente eslabón y gíralo hacia ti.

13. Después de 24 horas el enrojecimiento se ha producido y puede colgarlo en cualquier lugar fresco. La humedad del aire debe ser de aproximadamente el 70%. A mí me funcionó el sótano. Durante la primera semana humedecí los chorizos una vez al día y colgué un paño húmedo al lado para conseguir la humedad.

Chorizo mexicano

Tanto si lo pronuncia fonéticamente (chorizo) como si lo hace de forma auténtica (chor-ee-tho), no hay duda del sabor singularmente español que aporta este embutido especiado a un plato. Un ingrediente del que apenas se había oído hablar en Gran Bretaña hace diez años, se ha convertido rápidamente en uno de los alimentos básicos del país. Ya sea en bocadillo, cocinado a fuego lento en guisos, como guarnición de sopas o para animar la pasta, la revista Olive ha descubierto que el 42% de la población británica no podría vivir sin el famoso producto de exportación español.

  Chorizo casero paraguayo

El chorizo se elabora a partir de carne de cerdo picada, con infusiones picantes de guindilla y pimentón ahumado.    Es el pimentón el que confiere al chorizo su característico sabor ahumado y su color rojo, que luego se traslada a cualquier plato protagonizado por el ingrediente.

Aunque la receta básica sigue siendo la misma, hay literalmente cientos de variedades regionales en toda España, que utilizan adiciones sabrosas como ajo, hierbas, pimienta, vino y jerez. Cada región tiene su propia forma de preparar la carne, y las diferentes formas de los chorizos son tan características de la zona como los ingredientes.    Los chorizos largos, finos y rectos se llaman “vela”, los más pequeños, ensartados, se conocen como “ristra”, y los tradicionales fajos en forma de U son “sarta”.

Cómo comer chorizo

Kenji es el antiguo director culinario de Serious Eats y actual consultor culinario del sitio. También es columnista gastronómico del New York Times y autor de The Food Lab: Better Home Cooking Through Science.

  Condimentos para chorizos caseros

Cada vez me he relajado más con respecto a mi enfoque original de no utilizar carnes falsas en la elaboración de recetas veganas. Y aunque ya he elaborado una salsa de queso vegana, un sustituto vegano del parmesano e incluso un bol de ramen vegano tan rico y cremoso como cualquier versión a base de carne, todavía no he llegado a la imitación total y he intentado hacer algo que pretenda emular totalmente a la carne.

El chorizo mexicano es una excepción en el mundo de los embutidos en muchos sentidos. No se parece en nada a su homólogo crudo y curado en seco de España ni a sus hermanos toscos y ligeramente fermentados de Sudamérica. Es único porque se come casi siempre sin tripa. Es un embutido para desmenuzar y romper. Es un embutido tan húmedo y con una proporción tan alta de aromas respecto a la carne que no mantendría su forma en una tripa aunque se quisiera.

Chorizo portugués

Las familias de toda España hacen su chorizo, ya que es un elemento básico de la dieta española y se presenta en todo tipo de formas y tamaños. Si ha visitado España o ha comido en una bodega o restaurante español, probablemente haya probado este embutido de cerdo condimentado con pimentón y ajo. Se elabora con carne de cerdo picada y grasa de cerdo, y tradicionalmente se embute en tripa de cerdo.

Esta receta en particular requiere 20 libras de carne, lo que hace una gran cantidad de chorizo, así que siéntase libre de usar menos y ajustar los condimentos según sea necesario. También necesitará una picadora de carne, no sólo para moler la carne, sino también para rellenar las tripas del chorizo. Por último, asegúrese de planificar con antelación porque tendrá que colgar el chorizo para que se seque durante dos semanas.

  Atadora de chorizos casera

La curación de la carne requiere conocimientos específicos y si no se cura correctamente puede provocar enfermedades o la muerte. Si no tiene experiencia en este campo, le aconsejamos que consulte a un experto para que le enseñe las técnicas y aplicaciones adecuadas.

Dado que el curado de la carne requiere unos conocimientos tan específicos, de lo contrario, puede provocar enfermedades o algo peor, le recomendamos encarecidamente que consulte a un experto para que le enseñe las técnicas adecuadas. Las siguientes cuatro publicaciones son guías muy útiles y profundizan en estos procesos, procedimientos y técnicas:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad