Arroz con salchichas frescas y chorizo

Arroz sucio con chorizo

3. Añadir el resto de ingredientes y cocer a fuego lento. Añada el arroz, las judías, los tomates y los condimentos y remueva para asegurarse de que se cubren uniformemente. A continuación, añadir el agua. Cocer a fuego medio tapado, removiendo cada 5-10 minutos hasta que se haya absorbido toda el agua.

NutriciónCalorías: 493kcal | Carbohidratos: 74g | Proteínas: 21g | Grasas: 12g | Grasas saturadas: 7g | Grasas poliinsaturadas: 1g | Grasas monoinsaturadas: 1g | Colesterol: 53mg | Sodio: 1337mg | Potasio: 634mg | Fibra: 11g | Azúcar: 3g | Vitamina A: 1214IU | Vitamina C: 45mg | Calcio: 85mg | Hierro: 4mg

¿Qué combina bien con el chorizo?

Algunas de las mejores verduras para utilizar aquí son los pimientos y las cebollas. Estos dos alimentos aparecen a menudo cuando se habla de chorizo, y por una buena razón; complementan la naturaleza del chorizo increíblemente bien. Otras verduras menos comunes, pero igualmente sabrosas, son el maíz, el brócoli y la col rizada.

¿Cuál es la diferencia entre el chorizo mexicano y el chorizo español?

El chorizo mexicano suele condimentarse con vinagre y guindillas, mientras que el chorizo español se elabora con ajo y pimentón (dulce o picante), que le da su color rojo ladrillo y su sabor ahumado.

¿Es necesario cocer el chorizo fresco?

El chorizo es un embutido popular que suele acompañar a los desayunos copiosos. Hay dos tipos de chorizo de cerdo: el mexicano y el español. El chorizo mexicano suele envasarse crudo y debe cocinarse antes de comerlo. El chorizo español es apto para el consumo gracias a un proceso de curación, por lo que no es necesario cocinarlo.

  Arroz con morcilla y chorizo

Arroz español con chorizo y gambas

Esta cazuela de chorizo y arroz es una receta rápida de una sola olla que supera con creces su peso en términos de esfuerzo frente a resultados. El chorizo ahumado es el truco. Añade un montón de sabor que es absorbido por el arroz. Yo he usado kransky, pero vale cualquier tipo: kielbasa, chorizo, etc.

Al igual que el arroz frito “dump and bake” que compartí hace unas semanas, esta receta de cazuela de arroz fue concebida como un plato rápido y de poco esfuerzo. Lo mejor de esta receta es el uso de salchichas ahumadas. Las salchichas ahumadas, como las kransky y las kielbasa (salchichas polacas), un ingrediente infrautilizado pero económico que se vende en todos los supermercados, aportan un montón de sabor gracias a su gusto ahumado y al generoso condimento de la propia salchicha.

Y ahí radica la belleza de esta receta: el sabor exacto del arroz depende de las salchichas que se utilicen. Todas son ligeramente diferentes, unas más ahumadas que otras, con condimentos ligeramente distintos.

El arroz es jugoso y ha absorbido el sabor que ha quedado en la olla al cocinar las salchichas. En realidad, sabe casi como una versión más sencilla de Jambalaya o Paella. Hay una pequeña variedad de condimentos en el plato, pero en general, ¡la misma cantidad de sabor! Si eso tiene sentido.

  Judias pintas de bote con arroz y chorizo

Cazuela de chorizo y arroz

Foto de Gentl & Hyers5. Piensa más allá del chorizo y los huevosEl chorizo se ha hecho un nombre en la mesa del desayuno con chorizo y huevos; sin embargo, el chorizo puede utilizarse en una gran variedad de platos. Se puede servir como entremés con queso manchego y aceitunas. Se puede crujir el chorizo y mezclarlo con ensaladas, sobre todo de espinacas. O, simplemente, caliéntelo y mézclelo con cualquier pasta “salseada” con col rizada, copos de chile seco y aceitunas para una cena contundente. También puede considerarse un condimento: Render la grasa rica en pimentón y ajo y puede dar sabor a cualquier cosa, desde judías verdes estofadas hasta bacalao a la sartén o canelones apagados.Echa un vistazo a algunas de nuestras formas favoritas de cocinar chorizo que muestran la versatilidad de la salchicha:O hacer mejillones al vapor de cerveza con chorizo picante para dar sabor al caldo.

Recetas fáciles de chorizo y arroz

1. Llena la tetera y ponla a hervir. Enjuaga el arroz con agua fría y viértelo en una cacerola pequeña. Añade 300 ml de agua hirviendo y una pizca de sal. Tapa la olla, llévala a ebullición, baja el fuego y cuece a fuego lento durante 8 minutos, hasta que el arroz haya absorbido toda el agua y esté tierno.

2. Mientras se cuece el arroz, pica el chorizo. Poner una sartén honda o un wok a fuego medio, añadir ½ cucharada de aceite de oliva y el chorizo picado. Freír, removiendo a menudo, durante 4 minutos hasta que el chorizo empiece a dorarse y suelte bastante grasa en la sartén.

  Arroz con chorizo

3. Mientras se fríe el chorizo, pelar y picar la cebolla. Corta el pimiento verde por la mitad, quítale las semillas y los trocitos blancos y pícalo en trozos grandes. Añadir la cebolla y el pimiento a la sartén con el chorizo. Remover y freír durante 5 minutos, removiendo a menudo, hasta que las verduras empiecen a estar blandas y brillantes.

4. Mientras se fríen las verduras, corta los tomates cherry por la mitad. Corta la guindilla por la mitad y pícala finamente, retirando las semillas y la médula blanca si prefieres menos picante. Añadir los tomates y la guindilla a la sartén. Rehogar, removiendo a menudo, durante 3-4 minutos. Las verduras deben estar blandas y el chorizo bien hecho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad