Alubias con costilla chorizo y morcilla

Cazuela de salchichas y judías negras

Una buena cocción requiere paciencia y esta audaz carne de cerdo estofada es la forma perfecta de celebrar el estilo de cocina de la temporada.    La cocción lenta, conocida como estofado, utiliza líquido para romper los cortes duros de carne a fuego lento durante largos períodos de tiempo.    Estofar costillas de cerdo al estilo rural durante horas en el horno es esencial para extraer hasta el último bocado de sabor de un corte de carne barato y humilde.    Las costillas de cerdo resultantes, bañadas en una mezcla estacional de sidra, mostaza y azúcar moreno, están tiernas como el primer hueso.    Acentuado con un dúo de alubias y salchicha ahumada, esta robusta comida es la fantasía otoñal de un habitante del Medio Oeste.Costillas a la sidra con alubias y salchicha ahumadaPrecaliente el horno a 300 grados. Caliente el aceite de canola a fuego medio-alto en un horno holandés de fondo grueso hasta que esté casi humeante.    Sazonar las costillas generosamente con sal y pimienta. Dorar las costillas en dos tandas en el aceite hasta que estén doradas por todos lados.    Retirar la carne a un plato para reservarla.    No se apresure en este paso; dorar toda la carne le llevará unos 40 minutos. Yo suelo preparar las verduras mientras se dora la carne para que se doren bien.

Frijoles negros cubanos y salchicha

Salchichas italianas de cerdo, pimientos rojos y amarillos y judías negras se unen en este reconfortante plato de una sola sartén.  Empiece salteando la cebolla y los pimientos hasta que se ablanden, como si fuera una pepperonata, para darle una capa extra de sabor antes de añadir las salchichas y terminar en el horno. Todo se prepara en menos de una hora, y lo mejor de todo es que se puede servir directamente del horno a la mesa. Disfrútalo con las cortezas de pan sobrantes (de hacer pan rallado fresco) para absorber los jugos.

  Como preparar alubias blancas con chorizo

2 min read No hay nada como la panceta de cerdo china crujiente y, con el Año Nuevo Lunar a la vuelta de la esquina, no hay mejor momento para probarla. Esta receta requiere muy pocos ingredientes y, en un par de sencillos pasos, obtendrá la piel más crujiente y esponjosa y la carne de cerdo más tierna y sabrosa. Sírvelo con arroz y unas verduras salteadas y ¡listo!

2 min read No se puede negar que, después de la temporada de fiestas, apetece comida más ligera, fresca y nutritiva, ¡y esta receta es exactamente eso! Utiliza la mezcla de especias ya preparada de Gewurzhaus, que le da un toque de sabor y requiere poco esfuerzo por tu parte. Añade cualquier verdura que abunde y tenga un aspecto bonito y fresco. No dudes en añadir algún cereal o lenteja para darle un toque más contundente.

Frijoles negros y salchicha en olla de cocción lenta

Un plato de feijoada en Minas Gerais con los acompañamientos tradicionales: arroz, berza frita (couve), patatas fritas de harina de mandioca (biscoito de polvilho), rodajas de naranja, vinagrete (una mezcla de aceite de oliva, vinagre de alcohol, tomates, cebollas y a veces pimientos) y harina de mandioca (farinha).

  Alubias con verduras y chorizo

Baratas y fáciles de cultivar, se convirtieron en un alimento básico entre los colonos europeos de Brasil. Tanto las clases altas como los pobres comían alubias negras, pero las clases altas las disfrutaban especialmente con un surtido de carne y verduras, similar a la feijoada. En cambio, los pobres y los esclavos solían comer una mezcla de alubias negras y harina de mandioca[16].

La historiadora culinaria Jessica B. Harris ha comparado la feijoada con la comida soul americana. También ha relacionado el uso de carnes mixtas, la cocción lenta y el acompañamiento de berza con las tradiciones de los esclavos africanos[17].

El tipo de judía utilizado en la feijoada varía según la región. Mientras que en el sudeste, incluidos Río de Janeiro y Minas Gerais, la feijoada suele prepararse con alubias negras, en Bahía, Sergipe y Goiás es más común el uso de alubias marrones o rojas[17][4].

Frijoles negros salchicha y arroz

La fabada asturiana es un plato típico y muy tradicional de Asturias, en el norte de España. La gente suele prepararla para un almuerzo copioso, ya que se considera demasiado pesada para la cena. Tradicionalmente se elabora con alubias blancas, chorizo, morcilla, jamón, cerdo y pimentón. A pesar de la sencillez de la lista de ingredientes, la preparación de este plato puede llevar bastante tiempo porque hay que poner las alubias en remojo con antelación y cocer todo junto a fuego lento durante mucho tiempo.

  Alubias con chorizo

Si no dispone de tiempo o de todos los ingredientes, pruebe una versión simplificada de este delicioso plato. Esta receta fácil y rápida de pote asturiano de alubias agiliza el proceso, ya que no requiere remojo durante toda la noche, tarda la mitad de tiempo de cocción y sólo utiliza unos pocos ingredientes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad